Historia del Aceite de Oliva

La historia del aceite de oliva es parte de la historia de la cultura mediterránea, así como de la evolución de su agricultura.El olivo es una de las primeras plantas cultivadas.

La historia del aceite de oliva, aceite extraído de la aceituna u oliva , esta muy relacionada con la historia del vino y la del pan, alimentos básicos que forman parte fundamental de la Dieta Mediterránea. 

Los usos que se han hecho del aceite de oliva no son sólo culinarios,  también se ha empleado y se emplea en cosmética, medicina, perfumes e iluminación (lámparas de aceite).

El cultivo del olivar se inició entre el 4000 hasta el 3000 antes de Cristo, en un lugar indefinido del Levante mediterráneo.

El cultivo del olivo, así como la producción de aceite de oliva, ha estado presente en las culturas e imperios de la región mediterránea.

El escritor francés Georges Duhamel resalta el efecto mediterráneo de la oliva diciendo que: "El mediterráneo acaba donde el olivo deja de crecer".

En las historias de mitología de los pueblos mediterráneos se auto asignan la invención del árbol del olivo. Los antiguos griegos asignaban esta invención a la diosa Palas Atenea, conocida por los romanos como Minerva. El olivo posee significados de, paz, fertilidad, gloria y santidad.

El Aceite de Oliva en las culturas antiguas

En Egipto se el olivo era un símbolo y aparece en los sarcófagos de algunos faraones,

El Aceite de Oliva se preparaba con esencias aromáticas y se consideraban como aceites sagrados de los Faraones en la otra vida. Los egipcios asignan a la diosa Isis el privilegio de ser quien enseñó a los hombres el cultivo del olivo.

En las poblaciones esclavas egipcias de religión judía, el aceite de oliva cobraba un simbolismo especial. Las Olivas y el Aceite de Oliva eran ingrediente presente en la gastronomía judía de la época. Se añadia a bebidas como el khilmi y el alontit o incluso al vino denominado anigron. En la tradición judaica las aceitunas se utilizan como aliño para la elaboración de diversos platos.

La adoración de los griegos por el aceite de oliva se encuentra reflejado en los frescos de los muros del palacio de Cnosos en los que aparecen cuantiosas representaciones de Olivos. Los pobladores de Grecia ya conocían el olivo, pero provienen de Egipto las variedades más cultivadas. 

El consumo del aceite de oliva dependía de la clase social, las clases sociales bajas no consumían aceite de oliva en la cocina. En las clases más altas se hacia uso como combustible en las lámparas, también como remedio medicinal y como aceite corporal.

En España  el cultivo del olivo lo introducen los Fenicios (1100 a. C.) su cultivo crece gracias a las relaciones económicas con Grecia. Pero solo es hasta el año 206 a. C., con la ocupación romana de Hispania, cuando la producción olivarera no empieza a cobrar importancia. Sin embargo en la Península Ibérica se utilizaba principalmente el Aceite de Oliva Lampante. En la gastronomía ibérica se utilizaban principalmente grasas animales y solo adquiere importancia con la conquista de América. Debido a los largos viajes hacia América, las grasas animales se estropeaban y es en ese momento que aumenta la producción del Aceite de Oliva en España. A pesar de ello es solo hasta principios del siglo XX cuando se masifica el cultivo del olivo y el aumento en la producción del Aceite de Oliva, hasta nuestro días en donde España es el primer productor mundial.

Publicidad